Saltar al contenido
Para nuestros mayores

La importancia de las proteínas en la dieta de las personas mayores

La proteína en la dieta de las personas mayores es un componente extremadamente importante, principalmente por su papel en la estructura de los tejidos y órganos y en la diferenciación y crecimiento de las células. La adecuada cantidad de proteínas debe tenerse en cuenta en la nutrición de las personas mayores, ya que también regula los procesos inmunológicos y biológicos.

Tambi√©n apoya la lucha contra las infecciones, acelera la cicatrizaci√≥n de heridas y moretones o el tratamiento de las √ļlceras de dec√ļbito. Por lo tanto, la demanda de prote√≠nas en las personas mayores es mayor que en los adultos.

Si te preguntas:

  • ¬Ņcu√°les son las normas para el consumo de prote√≠nas en la vejez?
  • por qu√© las prote√≠nas son tan importantes en la dieta de los ancianos,
  • cu√°les son las razones m√°s comunes de la deficiencia de prote√≠nas,
  • c√≥mo prevenir las deficiencias de prote√≠nas en los ancianos.

– este texto es para ti.

La demanda de proteínas es variable y depende de la edad, el estado de salud, el peso corporal y la actividad física. Durante el proceso de envejecimiento, el metabolismo del cuerpo disminuye y la necesidad de calorías disminuye debido, entre otras cosas, a la reducción de la actividad física. Menos calorías, sin embargo, no significa menos nutrientes Рla nutrición equilibrada de las personas mayores debe tener en cuenta su mayor cantidad. Esto se aplica principalmente a las proteínas, cuya deficiencia afecta a la pérdida de masa y fuerza muscular de las personas mayores y a la reducción de su eficiencia.

Proteína Рnormas de consumo en la vejez

Seg√ļn las normas espa√Īolas, la demanda de prote√≠nas en mujeres y hombres de 65 a 75 a√Īos de edad deber√≠a ser de 0,9 g/kg de peso corporal si el h√≠gado y los ri√Īones funcionan correctamente. En caso de desnutrici√≥n o de enfermedades cr√≥nicas, se recomienda aumentar esta cantidad a por lo menos 1,2-1,5 g/kg de peso corporal por d√≠a. Por lo tanto, un men√ļ adecuadamente compuesto de personas mayores no deber√≠a carecer de carne y productos l√°cteos, que son una valiosa fuente de prote√≠nas.

  • Pescado y carne 17-20 g.
  • Almendras 20 g.
  • Huevo cocido (1 pieza) 7,5 g.
  • Leche (1 vaso) 7 g.
  • Yogur natural (1 paquete de 170 g.) 7 g.
  • Queso duro (2 lonchas) 7 g.

(Proteína en productos populares y su contenido en gramos)

La prote√≠na es primordialmente esencial para el desarrollo adecuado de los m√ļsculos y los huesos. Su menor consumo provoca una disminuci√≥n de la masa y fuerza muscular, principalmente de las piernas, y por lo tanto, aumenta el riesgo de ca√≠das. Adem√°s, las prote√≠nas son un importante combustible energ√©tico para los procesos metab√≥licos, y su bajo nivel reduce la peristaltismo intestinal y perturba la absorci√≥n de nutrientes. En algunos casos, tambi√©n puede conducir al desarrollo de alergias, como la prote√≠na, ¬Ņpor qu√© es tan importante en la dieta de las personas de la tercera edad?

Por lo tanto, las personas mayores que consumen una cantidad inadecuada de proteínas o proteínas incompletas pueden tener problemas no sólo con la movilidad, sino también con la memoria. También son más susceptibles a las infecciones.

 

Proteína Рcausas de la escasez en las personas mayores

Se estima que las causas de la deficiencia de prote√≠nas en personas mayores de 65 a√Īos son:

  • Trastornos¬† de la digesti√≥n y la absorci√≥n de nutrientes relacionados con la edad,
  • infecciones y enfermedades cr√≥nicas como insuficiencia renal o cirrosis hep√°tica,
  • p√©rdida de peso como resultado de la grasa y la atrofia muscular,
  • anemia e inmunosupresi√≥n,
  • restricciones diet√©ticas y, por ejemplo, bajo consumo de prote√≠nas (menos frecuente).

Proteínas en la dieta de las personas mayores Рrecomendaciones principales

Por lo tanto, la nutrición de las personas mayores debe incluir en su dieta proteínas de valor total, es decir, proteínas que aporten todos los aminoácidos necesarios. Por lo tanto, la proteína animal tiene un valor nutricional más alto que la proteína vegetal. Por lo tanto, no debe haber escasez de proteínas en la dieta:

  • huevos de gallina,
  • carne magra (por ejemplo, aves sin piel),
  • salchichas,
  • productos l√°cteos bajos en grasa (por ejemplo, yogur griego)
  • leche que puede reemplazar al agua en la avena de la ma√Īana.

Para asegurar la regeneraci√≥n adecuada de las c√©lulas y los tejidos, se recomienda que el men√ļ de los ancianos consista en tres comidas que contengan productos ricos en prote√≠nas y que se consuman en la primera mitad del d√≠a. Sin embargo, la absorci√≥n adecuada de las prote√≠nas est√° garantizada no s√≥lo por la dieta, sino tambi√©n por la actividad f√≠sica – es extremadamente importante en la prevenci√≥n de la p√©rdida de masa muscular y la disminuci√≥n de la funci√≥n muscular (sarcopenia).

Mantenerse en buena forma en el caso de las personas mayores requiere ejercicio diario (unos 15 minutos). Es aconsejable usar ejercicios de fuerza y de acondicionamiento físico alternativamente en días seleccionados Рtal conjunto de actividades semanales retrasa el proceso de envejecimiento. Por supuesto, la gimnasia debe ajustarse a las habilidades y al estado de salud de cada persona mayor.

Suplementos de proteínas para personas mayores

Pero cuando es difícil mantener una dieta rica en proteínas (sea por la situación de desabastecimiento en las tiendas, las condiciones particulares de cada persona mayor, o incluso su rechazo a comer), lo aconsejable son los suplementes de proteínas, pensadas para gente mayor, y también para deportistas, en total Рcualquier persona con necesidad de ingerir más proteínas que su dieta pueda proporcionar.

En caso de enfermos, consulta con el medico o personal sanitario si suplementación de proteínas es aconsejable en cada caso.