Saltar al contenido
Para nuestros mayores

Silla con inodoro y para ducha

No hablamos aquí de los tan incómodos aparatos de acampada, no. Las sillas con inodoro para ancianos son otro gran invento para no perder la dignidad y autonomía en los momento difíciles de salud.

📚 Aquí hablamos de:

Silla WC con ruedas

Sillas inodoro con ruedas son una buna opción par alas personas mayores que no tienen baño en habitación y necesitan una solución para las largas horas de noche o de día cuando no tienen al lado un cuidador o un familiar que les ayude.

La ventaja de los modelos con ruedas es indudable: el mismo anciano puede mover la silla con facilidad, acercándola al sitio deseado.

Inodoro portátil

Modelos sin ruedas son unos productos más baratos, pero igual de útiles en la vida de ancianos y personas enfermas.

Es una solución mucho más cómoda y elegante que un simple water portátil de camping. La altura de la silla es parecida a la silla normal, y también hay productos con reposabrazos y altura regulable, totalmente o parcialmente plegables y desmontables. Los modelos de inodoro portátil con ruedas también puede estar equipados con frenos y reposapies.

Sillas para ducha

Sillas de inodoro muchas veces pueden cumplen dos funciones: como silla con wc y taburete para ducha. Quitando el orinal un asiento con inodoro se convierten en silla de ducha para personas mayores, minusválidos o discapacitados. Están fabricadas del plástico, resistente y fácil de limpiar, para aportar estabilidad en la ducha, y acceso a la persona cuidadora, que ayuda en el aseo.

Pueden tener ruedas para facilitar el desplazamiento, o patas de regulable altura. Modelos con respaldo y reposa brazos aportan más comodidad, las sillas simples, o taburetes, son las más baratas, aunque igual de cómodas.
Fabricadas de aluminio y PVC, con la cubierta antideslizante, con agujeros que ayudan a la evacuación de agua. Después de la ducha, pueden servir como silla auxiliar del baño.

Entre los modelos encontrarás taburetes de ducha redondos, la solución ideal cuando tu cabina de ducha es pequeñas. Estos taburetes ocupan muy poco espacio, el asiento es un poco más pequeño y su diámetro es de unos 32 cm. La ventaja de este tipo de taburete es un amplio rango de ajuste de altura, que permite ajustarlo con precisión a las necesidades individuales de una persona discapacitada. La altura del asiento se puede ajustar normalmente desde 35 cm a 55 cm. Los taburetes está hechos de un plástico de muy alta resistencia, con de aluminio terminadas con tapas de goma, lo que hace que el taburete de la ducha sea bastante estable en una superficie resbaladiza. Aunque el taburete es muy ligero, su resistencia es muy alta y puede usarse incluso cuando la persona discapacitada pesa unos 100 kg.

Recomendable para cualquier persona adulta, no sólo los ancianos. No recomendable en caso de minusvalías severas, sobrepeso, personas con problemas de equilibrio.

Taburete de ducha rectangulares es un tipo más estable, ya que tiene un área del asiento mucho más grande, normalmente de unos 30 cm por 50 cm (según el modelo). Unas ventajas adicional de este tipo de taburetes:

  • el asiento contorneado y arqueado (que da al usario mucho más confort que un asiento plano).
  • respaldo
  • asas laterales

Si el espacio en la cabina de la ducha lo permite, esta es una solución más conveniente.

Una silla de ducha con respaldo está diseñada para aumentar la seguridad de las personas con discapacidad que tienen problemas para mantener el equilibrio en una posición sentada. El respaldo está hecho como un asiento de plástico, el tamaño del respaldo es casi idéntico al asiento, para mayor comodidad.

Los modelos más grandes, pero que aportan especial comodidad para los mayores son silla de ducha con respaldo y pasamanos.

Estos dispositivos son más grande de los modelos anteriores, pero gracias a esto también es el más estables y cómodos. Una gran solución para las personas con discapacidad significativa, ya que estas personas no sólo pueden beneficiarse de un respaldo, sino que también tienen un alto apoyabrazos que protegerán a los usuarios de un accidente, y además ayudan a levantarse de la silla. Una silla de ducha de este tipo requiere un área bastante grande de la cabina, porque el espacio entre las patas del taburete es de unos 50-55 de cada lado.

El asiento será algo más pequeño, pero también es mucho muy cómodo, sus dimensiones son de 40-44 cm. Los reposabrazos, así como el resto de la silla de ducha, por supuesto, son de aluminio y están acabados como en otros taburetes con capas antideslizantes. Los reposabrazos están cubiertos con material antideslizante para que sus manos no se deslicen incluso cuando estén mojados. Por supuesto, estos modelos también ofrecen también el ajuste de la altura del asiento en el rango de 40 cm a 55 centímetros. Antes de comprar un modelo en concreto comprueba el tamaño, la altura y el peso máxima soportado.

Silla inodoro de segunda mano

Acude a Internet si prefieres ahorrar dinero y comprar un modelo usado. Pon en tu buscador “silla inodoro de segunda mano” y nombre de tu ciudad, para no pagar demasiado en los gastos de envío.

¿Qué opinas sobre este artículo? Gracias por tu valoración